Aplicación Móvil Cocinasemana.com
Compartir:

Cómo preservar los alimentos por más tiempo

La causa principal del deterioro de los alimentos es la presencia de diferentes tipos de microorganismos.











Hemos destacado varios puntos que le ayudarán a conservar los alimentos en mejor estado y a prolongar su periodo de vida.

Congelación
Este proceso evita la multiplicación de los microorganismos y no permite que los ya existentes se desarrollen.  

Lleve a la nevera el mercado lo antes posible. Recuerde que entre más tiempo permanezcan por fuera más oportunidad habrá de que se contamine.

Porcione teniendo en cuenta lo que su familia consume diariamente y lleve al congelador. No lo congele todo, puesto que no es bueno estar cambiando la temperatura de los alimentos constantemente.

Asegúrese de que los alimentos congelados estén descongelados por completo antes de cocinarlos.

Recuerde que no todos los alimentos son aptos para llevar a la nevera. Por ejemplo, los plátanos toman un color negro, el pan se endurece rápidamente y las frutas y verduras que necesitan madurar permanecen verdes.

Tenga en cuenta que los congeladores funcionan mejor cuando están llenos.

Proteja los alimentos para evitar que se quemen. Para ello utilice bolsas especiales y recipientes de plástico. Si utiliza bolsas trate de cambiarlas cada 4 días, puesto que el plástico tiende a sudar.

No permita que los alimentos crudos y cocinados queden juntos. Pueden intercambiarse bacterias.    

Para tener en cuenta  

Si tiene alimentos que pueden parecer ya demasiado maduros, revise bien si puede darle otro uso antes de decidir desecharlos del todo. Si son frutas puede preparar jugos, batidos, sorbetes y paletas; del pan duro puede obtenerse miga de pan y las verduras se pueden convertir en la base para sopas y estofados.

Tenga cuidado con las bacterias propias de cada alimento. No utilice la misma tabla de picar para carnes y verduras.

Lechuga, espinaca, col, acelgas y otras hortalizas de hoja se conservan mejor en bolsas de papel.

Los productos enlatados que han sido abiertos no deben dejarse en el mismo envase. Consérvelos pero utilice un recipiente diferente, preferiblemente uno que cierre herméticamente.

En el caso de las harinas, cuando abra el paquete, consérvela en un recipiente hermético. Se conservará en óptimas condiciones y estará libre de los gorgojos.

Secciones

HOME
RECETAS
VINOS Y LICORES
HISTORIAS
INGREDIENTES
RESTAURANTES
OPINION
GLOSARIO
TIPS

Buscador Cocina

BUSCAR:

Nuestras Publicaciones