Aplicación Móvil Cocinasemana.com
Compartir:

Kandú, diversión y gastronomía

Tengo que reconocer que no soy el más amante de los centros comerciales o malls, como se les conoce en Estados Unidos –lugar de donde, me imagino, provienen–.

                                            



Supongo que la falta de afición a estos lugares se debe a que mi infancia y adolescencia las pasé en una pequeña ciudad a orillas del Mediterráneo, en la que nuestras diversiones eran jugar fútbol, montar bicicleta, pescar, salir en barco, etc.

Pero bueno, hoy les vengo a contar sobre un magnífico lugar ubicado en Gran Estación: un enorme centro comercial que hace las delicias de miles de gentes, y la verdad no tengo nada en contra, todo lo contrario. Se trata de Kandú, un parque de diversiones donde acuden familias enteras a disfrutar de un montón de interesantes actividades, y dentro de lo que me incumbe, de una rica y variada oferta gastronómica.

En Kandú, los niños pueden encontrar una serie de juegos ‘de rol’ en los que se divierten activamente jugando a ser mayores. Existe desde un periódico, hasta un muro de escalada, una clínica –con zona de maternidad–, una comisaría de policía, una emisora de radio y una pastelería, en donde los niños decoran sus propios postres.

También hay un excelente equipo de animadores que cantan, bailan y arman espectáculos en el teatro propio que hay en el lugar.

Por su parte, los padres que acompañan a sus hijos, se sientan a ver cómo juegan, al tiempo que se complacen con una buena oferta gastronómica –de la que este servidor tiene parte de culpa, ya que colaboro como chef consultor de dicho proyecto– .

La primera vez que entré al lugar y mientras hablaba con Rodrigo Afanador, uno de sus propietarios, entendí que en Kandú lo que ofrecen son ilusiones, así que decidimos hacer un menú acorde con la fantasía de este ambiente tan fascinante.

Se puede degustar una deliciosa hamburguesa con carne recién molida, un arroz Thai, varios tipos de pasta al horno, unas increíbles y jugosas costillas de cerdo con salsa BBQ o un panne cook relleno de estofado de carne a la pimienta negra.

Uno de mis favoritos es el Philly Steak Sándwich, pero también se encuentran algunos típicos como ajiaco, calentao o unas increíbles empanaditas. Y para terminar, un volcán de chocolate o un gigantesco plato que consiste en una donut rellena de varias bolas de helado y decorado con crema chantillí, salsa de chocolate caliente y chispitas crujientes.
Y para los protagonistas del lugar también hay sorpresas culinarias: hacen sus propias pizzas o se comen felices unos deditos de queso.

En fin, sé que me van a decir que porqué les pongo los dientes largos con tanta comida, pues muy fácil: para que vayan a Kandú a que sus niños disfruten con los juegos y los mayores se deleiten con su cocina.              

www.elcocineroviajero.com

Secciones

HOME
RECETAS
VINOS Y LICORES
HISTORIAS
INGREDIENTES
RESTAURANTES
OPINION
GLOSARIO
TIPS

Buscador Cocina

BUSCAR:

Nuestras Publicaciones